Las flores también son del Otoño

¿Sabías que los encurtidos no sólo son un aperitivo? A pesar de que en nuestra cultura gastronómica no haya tanta tradición de consumo de estos alimentos como en otros países del norte y este de europa, también los encontramos como ingredientes en muchas recetas de platos del mediterráneo. Es habitual encontrar encurtidos en muchas salsas, como la famosa salsa tártara, también los encontramos en muchos platos de pasta, como ingredientes en las deliciosas pizzas o acompañando platos de pescado.

Un consejo: añade un toque especial a tus bocadillos con algún encurtido. Hazlo más jugoso y saludable con un poco de pepinillo, cebolleta, tapenade (pasta de aceitunas) o alcaparras.

Encurtidos: más que un aperitivo

¿Sabías que los encurtidos no sólo son un aperitivo? A pesar de que en nuestra cultura gastronómica no haya tanta tradición de consumo de estos alimentos como en otros países del norte y este de europa, también los encontramos como ingredientes en muchas recetas de platos del mediterráneo. Es habitual encontrar encurtidos en muchas salsas, como la famosa salsa tártara, también los encontramos en muchos platos de pasta, como ingredientes en las deliciosas pizzas o acompañando platos de pescado.

Un consejo: añade un toque especial a tus bocadillos con algún encurtido. Hazlo más jugoso y saludable con un poco de pepinillo, cebolleta, tapenade (pasta de aceitunas) o alcaparras.

Calabazas coloridas, en otoño recogidas

El otoño da la bienvenida a la calabaza. Un producto muy versátil, que, además, tiene innumerables propiedades.

La calabaza está compuesta en su mayoría por agua. Además es baja en sodio y rica en potasio y vitaminas A y C. También tiene muchos carotenos, de ahí su color naranja, por lo que es un alimento muy antioxidante y saludable.

La calabaza es tan versátil que se puede comer cruda o cocinada. Se puede comer con piel y de ella se aprovechan hasta las semillas.

La calabaza se puede comer cruda, en ensalada, rallada con un poco de queso fresco, por ejemplo. También combina perfectamente en zumos y gazpachos. Si prefieres un plato caliente, se pueden hacer infinidad de cremas y purés, es el acompañamiento perfecto para potajes, guisos y estofados (por ejemplo, aporta un dulzor muy rico a un guiso de lentejas). Hay quien prepara croquetas, empanadillas… su versatilidad no tiene fin. Las pepitas de la calabaza son muy ricas en omega 3 y con ellas pueden prepararse deliciosas salsas o comerlas tostadas como un rico aperitivo.

También es un ingrediente habitual de nuestros postres tradicionales o incluso de deliciosas mermeladas.

Por si esto fuera poco, esta cucurbitácea, cuenta con la ventaja de que se conserva durante mucho tiempo, así que no te importe que sea muy grande cuando la compres.

¡UN TRUCO! Si su piel es muy gruesa, a veces cuesta mucho pelarla. Para que sea más fácil puedes cortarla en trozos y cocerla un rato. De esta forma la piel se ablandará y será mucho más fácil de pelar.

GANADORES DE LAS CESTAS DE NAVIDAD

Estos son los ganadores de las cestas de navidad de este año. ¡Enhorabuena a todos!:

  • Terry Cabañas
  • Pili Hornos
  • Pedro Asurmendi
  • Charo Navarro
  • Charo Blanco
  • MªTeresa Senao

5 CONSEJOS PARA EVITAR LA OBESIDAD INFANTIL

Estos días se está hablando mucho en los medios de comunicación sobre la obesidad infantil. Es un tema que en el Mercado nos preocupa mucho por eso organizamos actividades infantiles para enseñar a los niños que comer saludable también es rico y divertido. En Navarra el índice de niños con exceso de peso es del 27,99%. Estos niños que de pequeños tienen sobrepeso u obesidad tienen más posibilidades de seguir siendo obesos cuando sean adultos.

La calidad de vida de los niños se verá mermada y son candidatos a sufrir enfermedades como hipertensión, colesterol, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Incluso es posible que a la larga vean reducida su esperanza de vida.

Estos son nuestros 5 consejos para mejorar la salud de los pequeños de la casa:

  1. Respetar las 5 comidas diarias teniendo especial cuidado con el almuerzo y la merienda. Introduciendo alimentos como fruta de temporada, frutos secos y bocadillos en lugar de galletas y dulces.
  2. Beber agua y no refrescos ni zumos envasados que generalmente contienen una gran cantidad de azúcar.
  3. Comer productos de temporada en las cantidades adecuadas. Los niños no necesitan las mismas raciones que los adultos y aunque tienen que comer de todo no en la misma cantidad.
  4. Practicar deporte. Menos pantallas y más horas de parque. La práctica deportiva o jugar al aire libre es indispensable para su correcto desarrollo.
  5. Las chuches dejarlas para momentos muy ocasionales.