La  mayoría de las plantas de interior suelen provenir de entornos tropicales, pero en estos días de tanto calor vamos a recordar algunas cosas que tenéis en cuenta para cuidar bien vuestras plantas de interior.

Normalmente las altas temperaturas van a hacer que vuestras plantas necesiten más agua, pero cuidado con encharcarlas. Para saber si necesitan agua no tienes más que tocar la tierra y ver si está seco. Cada maceta es diferente, las que están elaboradas con materiales porosos favorecen que el agua se evapore más. Para asegurarte de que riesgas bien es mejor ir echando el agua poquito a poco, para que empape bien toda la tierra y evitar encharcamientos.

También es importante tener en cuenta la hora del día en la que riegas. Es mejor regar cuando hace menos calor y hace menos sol. Así evitamos que se evapore más el agua y, además, las hojas mojadas son más propensas a las quemaduras.

A la mayoría de las plantas de interior les gusta recibir luz indirecta. Lo ideal es buscar lugares luminosos, donde reciban algo de sol durante unas horas, pero que también tengan sombra. Si las paredes cogen mucho calor, mejor sepáralas un poco.

Contra el calor solemos buscar corrientes o poner el aire acondicionado. Ten cuidado, porque ambos son enemigos de tus plantas de interior. Ah! Y recuerda que no en todas las habitaciones hace la misma temperatura, así que busca la más adecuada para tus plantas. Es posible que necesiten un lugar distinto al del invierno.

Esta época es ideal para poner más abono y fertilizantes en el sustrato, sobre todo porque hay muchas especies que florece en esta época. También es importante que estés atento a los bichos. En verano también pueden ser víctimas de plagas. 

Todos estos son consejos generales, pero cada planta requiere unos cuidados específicos. Acércate a nuestra floristería y Daniela resolverá todas tus dudas.