Todo lo que hay que saber sobre la carne y los huevos

Comienza a cambiar el mundo, únete al Plastic Free

Todos sabemos que el plástico es uno de los recursos materiales más explotados en la sociedad actual. Éste material tan versátil puede encontrarse en  una gran variedad de productos, como ropa, vehículos, envases o juguetes. Sin embargo, pese a su uso es uno de los mayores detonantes de la contaminación global por el uso inadecuado que hacemos de él los consumidores.

A día de hoy ya es una realidad que el océano está pidiendo auxilio. El gran gigante azul no puede soportar una década más cómo esta última, en la que se vierten 200 kg de plástico al mar por segundo (tal y como cita uno de los más recientes estudios de Greenpace).

Desde el Mercado de Ermitagaña queremos concienciarnos para participar en el cambio que lleve a un correcto uso del plástico y un mejor cuidado del planeta. Estas son algunas costumbres o consejos que podemos aplicar en nuestro día a día para, en la medida de lo posible, no contaminar:

1. Cambiar las bolsas de plástico por las de tela.

Cada vez más consumidores se unen a esta gran iniciativa. Y no tan solo debido a la ley que ahora obliga a los comercios a cobrar como mínimo un céntimo por las bolsas de plástico, sino también porque son mucho más prácticas y cómodas, y no generan ningún residuo contaminante.

2. Las tres “R’s”.

No es preciso mencionar lo importante que es que  la regla de las tres “R’s” se repita como un mantra en nuestro día a día. No olvidéis: Reciclar, Reducir el consumo y Reutilizar. Esta última es la que menos llevamos a cabo, y eso que ponerla en práctica resulta más sencillo de lo que creemos. Los tuppers de plástico, por ejemplo, están obsoletos ¿Por qué íbamos a usarlos si podemos usar  tuppers de cristal en su lugar? Estos no contaminan y además pueden calentarse sin ningún problema.

3. Comprar alimentos a granel.

Conocemos la tentación que supone la comodidad de un supermercado. Pero nuestro mercado ofrece una gran variedad de opciones, donde se ofertan productos frescos y locales, para contaminar lo menos posible.

4. Comprar productos frescos y locales

Los productos que compramos en el mercado, por lo general, son locales y frescos sin tóxicos ni químicos. Lo cual beneficia infinitamente al medio ambiente, comenzando porque su producción se lleva a cabo más cerca del mercado y por tanto su transporte es más rápido y no expulsa tanto CO2 a la atmósfera y continuando porque estos productos se ofrecen al consumidor sin ningún tipo de envase de plástico.

Ahora ya lo sabes, ya no tienes excusa.  Pon en práctica estos consejos, ayuda a reducir el consumo y la contaminación generadas por el plástico. Ayuda al medioambiente.

Las mejores especias para el invierno

La historia de las especias es fantástica, nos traslada al pasado, a las rutas comerciales que nos hicieron conocer el mundo, a las guerras, las cruzadas, y sobre todo a los sabores que nos hacen dar una vuelta al mundo en cada cucharada. Las especias siempre han estado muy valoradas, y no es para menos, a su capacidad de cambiar el sabor de un plato hay que añadirle las propiedades «casi» medicinales que se les adjudican.

Hoy os proponemos unas especias que no pueden faltar en vuestra cocina en estos meses fríos de invierno, ya que tienen la propiedad, entre otras cosas, de calentar nuestro organismo.

  1. Cúrcuma: es uno de los ingredientes principales del curry. Tiene propiedades antiinflamatorias, es digestiva y ayuda a perder peso al potenciar el metabolismo de las grasas. La cúrcuma se puede utilizar para aromatizar los platos de verduras, arroces, carnes, pescados y legumbres. Un básico que pega con todo.
  2. Cardamomo: es buenísimo para el aparato digestivo, ayuda a eliminar malestares y estimula el apetito. Tiene propiedades anti-bacterianas por lo que es un aliado para protegernos de las caries y eliminar el mal aliento mejorando nuestra higiene dental.  El Cardamomo se puede utilizar tanto para platos dulces, como para salados. Si lo utilizas entero es ideal para aromatizar sopas, líquidos o guisos.
  3. Clavo: Es uno de los alimentos con más cantidad de antioxidantes por gramo. También se dice que tiene propiedades anestésicas y analgésicas. En la cocina, se puede utilizar tanto para platos dulces como mermeladas y galletas como para platos salados como guisos y salsas.
  4. Canela: además de mejorar los trastornos digestivos, la canela es un estupendo aliado contra las infecciones respiratorias (además, nos ayuda a mejorar el ánimo en los días grises de invierno). Aunque en nuestra cultura es más típico encontrar la canela en los postres, (se puede espolvorear sobre casi cualquier tipo de dulce), también puedes probar a incorporarla en guisos de carne y de pescado.

Las especias son un excelente billete de viaje gastronómico y unos ingredientes con unas propiedades increíbles.

Aliméntate para combatir el resfriado

En el Mercado pensamos que la salud empieza en la cesta de la compra, ya que según los alimentos que comamos cuidaremos más o menos, entre otras cosas, nuestro sistema inmunitario. Por eso en estos momentos de tantos resfriados conviene recordar que la naturaleza nos proporciona los nutrientes que necesitamos en cada momento, por eso es tan importante consumir productos de temporada. Si no has conseguido evitar el resfriado, te damos algunas pistas de lo que no puede faltar en tu despensa:

  1. Sopas, caldos y purés.
    Ese caldito tan típico de cuando estás enfermo tiene su sentido. Necesitas hidratarte muy bien y consumir líquido es lo que mejor te puede sentar.
  2. Cebolla
    La cebolla tiene un gran poder antiséptico por lo que ayuda a luchar contra la infección. Aprovecha a añadirla a la sopa o los purés y verás qué bien te sienta.
  3. Cítricos
    Sobre todo las naranjas. Son ricas en vitamina C, estimulan las defensas y favorecen la recuperación.
  4. Miel
    Si tienes mal la garganta la miel te aliviará el dolor y suavizará los episodios de tos.
  5. Coliflor
    Es un alimento rico en agua y que contiene muchos minerales que te ayudarán a recuperarte más rápidamente.
  6. El jengibre
    También puedes añadirlo a las sopas, caldos y purés. O si lo prefieres tomarlo en una reconfortante infusión. Calentará tu organismo.

Así que ya sabes qué apuntar en la lista de la compra para que el resfriado no te pille desprevenido.

Seis consejos para no fallar en tus compras navideñas

Uno de los elementos más importantes de la Navidad es la comida. Es precisamente en estas fechas cuando se reúnen familias y amigos alrededor de una mesa y se rescatan y comparten viejas recetas familiares. Para que todo salga a las mil maravillas, desde el Mercado os damos estos consejos:

  1. Organízate, parece obvio ¿no? Pero si no organizas bien el menú y el número de comensales es difícil que no falle nada.
  2. Encarga los productos con antelación. Si ya sabes qué vas a preparar lo mejor es que te acerques al Mercado y hagas un encargo. Así, no sólo te aseguras disponer de todo lo necesario el día previsto, sino que además, podemos seleccionar los mejores productos a tu gusto.
  3. Es mejor que compres productos frescos. ¿por qué? Pues porque si luego te sobra comida, puedes congelarla y evitar el desperdicio alimentario.
  4. Compra alimentos de temporada. Hay infinidad de platos que se pueden preparar con los productos de invierno. Al estar de temporada, además estarán en su punto.
  5. Busca productos locales. Es mejor si los alimentos son de producción local, así tienen que recorrer menos distancia hasta tu mesa, llegarán en su punto y además reduces la contaminación de CO2.
  6. Decora tu mesa. Para conseguir un ambiente acogedor y elegante lo mejor es decorar con plantas de navidad, que darán un toque especial a la mesa.

Con estas seis recomendaciones te aseguramos que no fallarás en tu compra. Si tienes cualquier duda sobre cualquier tipo de producto consulta en nuestros puestos.

Recuerda que con tiempo, podemos ofrecerte, verduras y pescados limpios, carnes rellenas, asadas… y que en la panadería encontrarás una gran selección de dulces navideños.

V Concurso de recetas de los Mercados del Ensanche y Ermitagaña

 

El próximo sábado 19 de mayo tendrá lugar la V Edición del concurso de recetas que, en esta ocasión, está dedicado al Cordero de Navarra. Quienes queráis participar tenéis que elaborar un plato que incluya este producto. Los requisitos son los siguientes:

  • El plato tiene que estar elaborado con Cordero de Navarra
  • Los ingredientes hay que comprarlos en uno de los dos mercados (deberá acreditarse con un ticket de compra)
  • Hay que preparar 6 raciones
  • El jurado estará compuesto por 6 personas: un cocinero profesional, un representante de cada Mercado, un cliente de cada Mercado y un representante de Cordero de Navarra.
  • La puntuación se realizará siguiendo un baremo de 5 puntos
  • Se valorará la presentación, el sabor y el componente saludable de la receta
  • Si el plato no alcanza un mínimo de 3 puntos en cada una de las 3 categorías será eliminado
  • Hay que llevar el plato el sábado 19 al Mercado del Ensanche, donde se desarrollará este año el concurso. Entre las 10:30 y las 11:30.
  • Habrá un premio para los tres mejores: el primero un cheque de compra de 200€, el segundo un cheque de 150€ y el tercero uno de 100€.
  • IMPORTANTE: ¡Es necesario inscribirse en el 010, o en uno de los Mercados antes del jueves 17!

 

FUERON FELICES Y COMIERON… ¡CODORNICES!

Aunque al pensar en aves a todos nos vengan a la cabeza el pollo y el pavo (tan metidos en nuestras neveras) no podemos olvidarnos de otras como las codornices que, a pesar de su pequeño tamaño, son deliciosas y tienen una serie de propiedades que las hacen perfectas para introducirlas en nuestra dieta semanal.

Las codornices son ricas en proteínas de alta calidad, con minoácidos esenciales. Además son una carne muy magra con un contenido en grasas muy bajo y poco colesterol por lo que su aporte calórico es bajo. También son fuente de vitaminas del grupo B, especialmente de las vitaminas B6 y B3, que son esenciales para el desarrollo muscular. Por todo esto, las codornices ayudan al desarrollo muscular y son perfectas para niños, en edad de crecimiento, deportistas y mujeres embarazadas.

Por si fuera poco, son deliciosas y se pueden preparar de múltiples maneras. Algunas ideas para los que queráis añadirlas a vuestra dieta: codornices al horno, a la plancha o incluso a la brasa en barbacoa. Estofadas, en salsa de verduras, salsa cazadora, salsa de peras (u otras frutas de temporada), arroz con codornices, pochas con codornices, codornices rellenas…

Sus huevos también tienen muchas propiedades y son muy fáciles de preparar. Son una alternativa a los tradicionales huevos de gallina.

CÓMO HACER UNA BARBACOA DE 10

Tengas la suerte o no de disfrutar del puente del verano, mañana empieza el fin de semana y seguro que muchos tenéis algún plan que incluya una deliciosa comida o cena de barbacoa. Pero, ¿sabemos como sacar partido a estas comidas? A continuación os ofrecemos unos pequeños consejos para elaborar una barbacoa de diez:

1- Planifica bien el menú. Parece obvio, pero muchas veces se compra la carne al tun tún y sin sentido.

2- No te olvides de las verduras. Ya sea como acompañiento, en forma de ensalada o a la brasa, las verduras son el complemento perfecto y saludable para completar el menú.

3- Saca la carne dos o tres horas antes de la nevera.

4 – Asegurate de que la parrilla esté bien caliente antes de poner la carne. Comprubea que las brasas no tengan llama y que estén blancas y extendidas. Es importante que el calor sea uniforme.

5 – Asa primero las carnes más grasas como chorizos, chistorras, pinchos morunos o morcillas.

6 – Ten en cuenta que no todas las carnes necesitan el mismo tiempo de cocinado. Mientras que el pollo o el cerdo necesitan más tiempo, la ternera o las costillas de cordero necesitarán mucho menos.

7 – Puedes aromatizar las brasas para darle a la carne un toque especial. Símplemente añadiendo unas ramitas de tomillo o romero sobre las brasas.

8 – La sal, al final. Añade un toque de sal una vez que la carne esté cocinada.

LOS MEJORES ALIMENTOS PARA PASAR LA RESACA DE ESTAS FIESTAS

Empiezan los días de coladas, de sacar la ropa blanca y roja y de abastecerse de todo lo necesario para disfrutar de los Sanfermines. A la hora de hacer la compra tenéis que aseguraros de tener algunos alimentos que sin duda os ayudarán a pasar mejor estos días de excesos. Algunos que no pueden faltar en tu nevera son:

Espárragos: Los espárragos son ricos en aminoácidos y minerales que ayudan a proteger al hígado de las toxinas de los excesos de alcohol.

Productos lácteos: sobre todo la leche y el yogur natural son un buen aliado contra la grastritis. Beber leche también te ayudará a hidratarte.

Tomates: en zumo, ensalada, gazpacho o sopa. Los tomates son ricos en azúcares simples, te hidratan y tienen licopeno. El licopeno tiene muchas propiedades, es antioxidante y además tiene propiedades antiinflamatorias.

Huevos y salmón: los huevos, al igual que el salmón, son ricos en vitaminas del grupo B, que ayudan a absorver el alcohol.

Zumo de naranja y fresas: además de ayudarte con la hidratación son muy ricos en vitamina C. Esta vitamina ayuda al hígado a metabolizar el alcohol por lo son fundamentales en días de excesos.

Los mejores consejos son evitar los excesos y mantenerse bien hidratado así seguro que disfrutarás más de las fiestas. ¡Felices fiestas a todos!

HIDRÁTATE COMIENDO BIEN

Hoy ya podemos decir que estamos en verano, aunque las temperaturas nos estén diciendo esto hace tiempo… con tantos días seguidos de calor es muy fácil deshidratarse. A veces, cuesta beber muchos líquidos, por eso es importante elegir alimentos adecuados a cada temporada, en este caso para estar bien hidratados.

La naturaleza es muy sabia y nos ofrece los alimentos adecuados para cada época del año. En verano no puedes dejar de comer sandía, melón, apio, pepino, tomate o pimientos verdes. Alimentos que en gran parte están compuestos por agua. Si puedes añadir productos ácidos y salados a tu dieta ayudarás a retener líquidos y evitar la deshidratación. Prueba a añadir en tus recetas algún cítrico, algas o salsa de soja.

Además de los alimentos que incorpores a la dieta es importante elegir la mejor manera de cocinarlos. Cuando hace calor lo mejor es consumir los alimentos crudos y fríos. Así se toleran mucho mejor, porque el cuerpo no necesita aumentar su temperatura interna. No olvides añadir fruta en el desayuno y ensaladas o sopas frías en tus comidas o cenas.

NO TE OLVIDES DEL QUESO

El queso es uno de los alimentos elaborados más antiguos cuya producción se desarrolló a lo largo de toda europa. Hay centenares de variedades que quesos, lo que todos tienen en común es que están elaborados a partir de leche cuajada, ya sea de vaca, cabra, oveja u otros mamíferos.

Hay infinidad de estilos de elaboración, distintos sabores que vienen marcados por los ingredientes y el tratamiento que llevan en su elaboración: tipo de leche, curación, mohos, natas…

El queso es un alimento muy rico en nutrientes aunque sus propiedades dependen del tipo de queso del que se trate. Por ejemplo, todos los quesos son ricos en proteínas (cualquier queso tiene más cantidad de proteínas que la leche) pero los quesos curados son más ricos en proteínas que los quesos frescos. Por otro lado, los quesos frescos tienen más agua y menos cantidad de grasa que los curados. Aunque el nivel de grasa también vendrá determinado por el tipo de leche utilizada y si ésta es entera, semidesnatada o desnatada, o de si lleva añadida en su elaboración, nata, mantequilla o alguna otra grasa vegetal.

Lo que está muy claro es que los quesos son muy ricos en nutrientes. Tienen un alto contenido en vitaminas del grupo B, especialmente vitaminas B1, B2 y B12, y son ricos en minerales como calcio, fósforo y sodio. Precisamente, como son tan ricos en nutrientes, no es necesario consumir raciones muy grandes.

En prácticamente todas las regiones del mundo tienen sus propios quesos. Aquí en Navarra podemos disfrutar de las Denominaciones de Origen Idiazábal y Roncal, unos quesos muy particulares, elaborados a partir de leche de ovejas autóctonas que les confieren un sabor y textura muy especiales y que son gastronómicamente muy valorados.