Todo lo que hay que saber sobre Frutas y verduras

Encurtidos: más que un aperitivo

¿Sabías que los encurtidos no sólo son un aperitivo? A pesar de que en nuestra cultura gastronómica no haya tanta tradición de consumo de estos alimentos como en otros países del norte y este de europa, también los encontramos como ingredientes en muchas recetas de platos del mediterráneo. Es habitual encontrar encurtidos en muchas salsas, como la famosa salsa tártara, también los encontramos en muchos platos de pasta, como ingredientes en las deliciosas pizzas o acompañando platos de pescado.

Un consejo: añade un toque especial a tus bocadillos con algún encurtido. Hazlo más jugoso y saludable con un poco de pepinillo, cebolleta, tapenade (pasta de aceitunas) o alcaparras.

Calabazas coloridas, en otoño recogidas

El otoño da la bienvenida a la calabaza. Un producto muy versátil, que, además, tiene innumerables propiedades.

La calabaza está compuesta en su mayoría por agua. Además es baja en sodio y rica en potasio y vitaminas A y C. También tiene muchos carotenos, de ahí su color naranja, por lo que es un alimento muy antioxidante y saludable.

La calabaza es tan versátil que se puede comer cruda o cocinada. Se puede comer con piel y de ella se aprovechan hasta las semillas.

La calabaza se puede comer cruda, en ensalada, rallada con un poco de queso fresco, por ejemplo. También combina perfectamente en zumos y gazpachos. Si prefieres un plato caliente, se pueden hacer infinidad de cremas y purés, es el acompañamiento perfecto para potajes, guisos y estofados (por ejemplo, aporta un dulzor muy rico a un guiso de lentejas). Hay quien prepara croquetas, empanadillas… su versatilidad no tiene fin. Las pepitas de la calabaza son muy ricas en omega 3 y con ellas pueden prepararse deliciosas salsas o comerlas tostadas como un rico aperitivo.

También es un ingrediente habitual de nuestros postres tradicionales o incluso de deliciosas mermeladas.

Por si esto fuera poco, esta cucurbitácea, cuenta con la ventaja de que se conserva durante mucho tiempo, así que no te importe que sea muy grande cuando la compres.

¡UN TRUCO! Si su piel es muy gruesa, a veces cuesta mucho pelarla. Para que sea más fácil puedes cortarla en trozos y cocerla un rato. De esta forma la piel se ablandará y será mucho más fácil de pelar.

Temporada de higos «la fruta de los filósofos»

El higo es un alimento que tiene su origen en Oriente Próximo. Se cree que fueron los fenicios quienes lo trajeron hasta aquí. La higuera es un árbol….. cuyos frutos son muy apreciados por su sabor y dulzura. Ya en la antigua Grecia era muy habitual su consumo, tanto es así, que ha llegado a ser conocido como “la fruta de los filósofos” ya que era uno de los frutos preferidos de Platón y Diógenes, tal y como lo atestiguan algunos registros antiguos.

¿Sabías que el higo se considera un falso fruto? En realidad es un receptáculo en el que encontramos cientos de pequeños frutos en forma de pepitas.

Los higos, además, tienen muchas propiedades, son ricos en fibra y antioxidantes y proporcionan mucha energía. Su valor nutricional aumenta cuando son desecados, lo cual, teniendo en cuenta lo corta que es su vida como alimento fresco, es una ventaja. Se pueden consumir frescos, desecados, en conserva o confitados y es habitual encontrarlos en muchas recetas en la cocina mediterránea. Se pueden utilizar para elaborar salsas que acompañen a carnes rojas y aves, en ensalada, en compota, o elaborar deliciosas tartas y pasteles.

¡Bienvenido septiembre! mes de recogida y cosechas.

Septiembre es uno de nuestros meses favoritos. Gastronómicamente no encontramos un mes más completo. Poco a poco van terminando de madurar los últimos frutos del verano y comienzan a aparecer los del otoño nos juntamos así con una gran oferta de productos.

Melones y melocotones, higos, las primeras calabazas, tomates, escarolas, pimientos, moras y frambuesas… la oferta de frutas y verduras es enorme en esta época del año. Este mes también es perfecto para disfrutar de un buen plato de pulpo, mejillones o bonito, o si eres más de carne, darte un homenaje de ternera, conejo o codorniz.

Septiembre es mes de recogida, mes de cosecha y todo eso se nota en nuestros puestos.

Las parrillas son para el verano

Poco a poco llega el verano, y en esta nueva normalidad apetece más que nunca difrutar de una buena barbacoa con la familia y amigos. Para huir de los tradicionales platos carnívoros os proponemos estas dos alternativas que seguro que os van a gustar:

Una parrillada de verduras

Seguro que la habéis probado alguna vez y que os ha encantado. Prepararla es muy fácil. El único secreto, una vez más, está en la materia prima. En elegir productos de temporada de primera calidad. Podéis probar con puerros, tomates, calabacines, cebollas, berenjenas, zanahorias, espárragos, setas, champiñones… cualquiera de ellos estará delicioso a la brasa. El corte también es de vuestra elección, pero tened en cuenta que el grosor marcará el tiempo de cocinado.

Para que no se peguen podéis untarles un poco de aceite con una brocha, y una vez asados con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y unas escamas de sal estarán deliciosas.

La parrillada de pescado

Si os gusta el pescado y el marisco también os invitamos a probar una parrillada de vuestro pescado favorito. Ya sea entero, o adobado, o en una deliciosa brocheta combinado con verduras. ¡No todo va a ser una parrillada de sardinas!

De cualquier forma no os olvidéis de mantener las medidas de higiene y distancia pertinentes para que podamos seguir disfrutando de muchas más.

Combate el calor con un polo casero

En verano más que nunca apetecen cosas fresquitas, y para qué negarlo, los helados son los reyes del verano. Una alternativa saludable es preparar helados caseros y mucho mejor si son de fruta.

Aunque la versión que presentamos hoy la hemos elaborado con fresas, se puede sustituir por cualquier fruta para satisfacer todos los gustos y crear una variedad de polos infinita.

INGREDIENTES:

Para 5 polos

  • 200 gr de pulpa de fruta (en nuestro caso fresas licuadas)
  • Almíbar hecho con 100 cc agua y  50 grs. de  azúcar

COMO SE PREPARA:

Lo primero que haremos será el almíbar. Para ello pondremos a hervir el agua con el azúcar, hasta que se disuelva. Reservamos. Mientras tanto licuamos la fruta. En nuestro caso hemos utilizado fresas, las cuales hemos lavado y limpiado previamente. Elijáis la fruta que elijáis, es muy importante no saltarse este paso.

Mezclamos la pulpa con el almíbar y rellenamos los moldes para polos, si no tenemos moldes también podemos utilizar vasos desechables.

Colocamos el palito o una cuchara y llevamos al congelador un mínimo de 3 horas, aunque lo mejor es de un día para otro.

Para que el palito no se mueva mientras el polo se congela, te damos un truco que te vendrá muy bien: colocar un film transparente encima del molde del polo, bien tirante (como si fuésemos a taparlo) y luego pinchar el palito en el polo. Volvemos a tensar el film si hace falta y así llevamos al congelador. El film impedirá que el palito se mueva. 

Y por último… ¡Solo queda disfrutar!

Temporada de bocatas

La llegada de la fase 2 de la desescalada nos invita a pasar más tiempo en la calle, salir a pasear con nuestros familiares y amigos y desarrollar actividades al aire libre que, durante la cuarentena, nos han resultado imposibles. Y qué mejor manera de aprovechar el buen clima que preparar un picnic y disfrutar de una divertida jornada primaveral en el campo. Aunque hoy no acompañe el tiempo, os dejamos unas sugerencias que os pueden venir bien para el fin de semana.

  • De atún y zanahoria: añade al atún y a la zanahoria rallada unas aceitunas cortadas en trocitos. Vierte sobre ello un chorro de mayonesa y extiende la mezcla sobre el pan.

  • De pollo a la plancha: haz la pechuga a la plancha y córtala en tiras; unta el pan con crema de aguacate (aguacate triturado + aceite de oliva) y añade unas rodajas de tomate.

  • De salmón ahumado: dispón el salmón cortado en láminas sobre el pan y rocíalo con unas gotitas de limón.

  • De aguacate y tomate: machaca con un tenedor el aguacate junto con tomate pelado. Añade cebolla finamente picada y rocía con unas gotas de limón. Repartir sobre el pan. A este bocadillo puedes añadirle también huevo picado y anchoa.

  • Vegetal: lava y pica finamente lechuga, cebolla y zanahoria. Añade maíz y mayonesa. Reparte sobre el pan la preparación anterior.

  • Jamón serrano y queso crema: bate el queso con un poco de leche para hacerlo algo más ligero. Echa sobre la mezcla unos taquitos de jamón serrano finamente picados y extiende la preparación sobre el pan.

Puedes acompañar estos bocadillos con platos de embutidos y encurtidos para picar en el centro. Además, no olvides llevar suficiente agua y varias piezas de fruta para el postre.

Por último, recuerda que es importante incluir bolsas en la mochila para recoger todos los residuos y tirarlos a la basura. ¡Teniendo todo esto en cuenta ya estarás listo para disfrutar del día!

Semana de la Salud Digestiva

El 29 de mayo es el Día Mundial de la Salud Digestiva y es que, a veces, olvidamos que el sistema digestivo es uno de los más importantes de nuestro organismo ya que es el encargado de absorber los nutrientes de los alimentos y convertirlos en la energía que utilizarán nuestras células.

En los últimos años, han aumentado los problemas digestivos. Uno de cada cinco españoles sufre alguna enfermedad digestiva como consecuencia de ciertos cambios en el estilo de vida que han llevado a la gente a tirar de comida rápida, a comer más fuera de casa… y esto ha dado lugar al incremento de diabetes, obesidad, colesterol o hipertensión, intolerancias alimentarias y las alergias que hacen que sea esencial cuidar nuestra alimentación y nuestra salud digestiva.

En España, el problema gastrointestinal más diagnosticado es el Síndrome de Intestino Irritable (SII), siendo la causa más frecuente de absentismo laboral después de la gripe. Una dolencia que mejora cuidando la alimentación. Es fundamental mantener una dieta variada con productos frescos, donde la fruta y la verdura suponga aproximadamente el 50% de la ingesta diaria. Estos productos se pueden consumir crudos o con un proceso de cocción donde tenga preferencia el hervido, asado o cocido al vapor frente a otras técnicas como la fritura, ya que las primeras respetan las propiedades de los alimentos a la par de presentar una digestión más adecuada.

Por último, es recomendable intentar mantener un horario fijo y realizar 5 o 6 comidas diarias, es preferible comer con más frecuencia y en menor cantidad en lugar de realizar grandes ingestas en las dos grandes comidas del día.

Convertir estas recomendaciones en una rutina diaria nos permitirá disfrutar de la comida a la vez que ingerimos los nutrientes necesarios para nuestra actividad diaria, manteniendo una ingesta de los mismos, constante y sin picos, y favoreciendo una digestión adecuada evitando la habitual pesadez.

Los de abril para mi, los de mayo para mi amo y los de junio para ninguno

El refranero es sabio y, aunque las características de los frutos dependen de muchos factores, lo que está claro es que estamos en plena temporada de espárragos. Cuando hablamos de espárragos podemos pensar en los dos tipos más importantes que existen, los espárragos blancos y los espárragos verdes. Su diferencia fundamental es la clorofila. Los primeros se crían bajo tierra, mientras que los segundos adoptan su color verde por la producción de clorofila gracias a la luz del sol. Los espárragos blancos generalmente se consumen frescos o en conserva, y los verdes pueden ser de cultivo (los que podemos disfrutar a lo largo de todo el año) o silvestres, que son mucho más sabrosos y ahora también están de temporada.

En nuestro caso, en Navarra, no podemos pasar una primavera sin consumir este delicioso producto, que además es producción local y cercanía. El espárrago forma parte de la dieta mediterránea desde la edad antigua y es muy valorado por su sabor y sus propiedades. Los espárragos son un alimento rico en fibra por lo que son muy saciantes. Tienen cantidad de vitaminas de los grupos C, A, E, B y ácido fólico, y tienen ¡muy pocas calorías!. Esto los convierte en un alimento ideal para dietas de adelgazamiento o depurativas.

A la hora de elegirlos, es importante tener en cuenta que no tengas las puntas abiertas y que estén rectos y no presentes golpes. Una vez en casa, para almacenarlos, lo mejor es colocarlos en un trapo en la nevera. Y después de una buena limpieza a disfrutarlos ya sea cocidos, a la plancha o crudos. Un manjar delicioso que no podemos dejar de probar en esta época del año.

Alimentos que levantan el ánimo

Comer bien para sentirte bien

Se ha comprobado que la dieta influye sobre el estado del ánimo. Esto se debe en parte a la serotonina y las vitaminas que aportan algunos alimentos. Hacemos un pequeño repaso de los que no podéis dejar de añadir estos días en vuestra cesta de la compra:

Mejillones y carnes rojas: ricos en vitamina B12

Sardinas: ricas en Omega 3

Frutos Rojos: con mucha vitamina C y antioxidantes, y además las fresas están de temporada.

Verduras de hoja verde, como las acelgas y coles que mejoran el flujo sanguíneo.

Frutos secos y chocolate negro, que estimulan las neuronas.