Todo lo que hay que saber sobre Frutas y verduras

La envidia: fresca, ligera, digestiva y ¡de temporada!

La endivia es una verdura que tiene tantos defensores como detractores, debido fundamentalmente a su característico sabor amargo. Lo que no deja lugar a dudas es que se trata de una de las verduras de temporada con más propiedades y menos calorías, ya que cerca del 95% de su composición es agua.

Ya los antiguos egipcios, griegos y romanos la consumían y se aprovechaban de sus propiedades ya que son ricas en vitaminas del grupo B, fibra y minerales como el potasio. El sabor amargo se lo proporcionan dos sustancias, la lactucina y la cumarina, que tienen grandes poderes antiinflamatorios. Debido a su bajo aporte calórico y su cantidad de fibra, su consumo está muy indicado para controlar el peso y la tensión.

Aunque aquí es costumbre comerla cruda también pueden consumirse a la plancha, braseadas o gratinadas al horno. Su sabor suave combina perfectamente con otros más fuertes como queso roquefort, anchoas, atún, o gratinados. Si las comes crudas en forma de “barquitas” puedes rellenarlas como más te guste.

Acelgas, que no te engañe su mala fama.

La acelga es una de las verduras con peor fama de nuestras huertas y es que si no está bien preparada puede parecer un producto soso y hasta un poco amargo. Sin embargo, aunque no esté de moda, es una de las verduras con más propiedades que puedes comprar y también es una de las más versátiles en la cocina.

De las acelgas se aprovecha todo, el tallo y las hojas y pueden prepararse:

  • Cocidas (teniendo cuidado que el tiempo de hervor no sea muy largo, se hacen muy rápido. Y mejor si se cuecen con poca agua y un poquito de sal)
  • Salteadas (las hojas, y las pencas si las cortamos finas, son deliciosas salteadas con un poquito de aceite.
  • Vapor, si quieres disfrutar de todo su sabor y quieres que mantengan todas sus propiedades esta es una buena opción.
  • Frita, sobre todo las pencas, que rebozadas, o incluso rellenas son deliciosas.
  • Cruda, en ensalada. Si está muy fresca, cruda también está deliciosa.
  • En puré, con patata o con muchas más verduras. Da un toque de sabor y color a los purés de verduras.
  • En tortilla, consiguiendo una cena completa y saludable.
  • Con legumbres, es el acompañamiento perfecto de garbanzos, alubias blancas…
  • Gratinada, también puedes probar a gratinarla en el horno.

Como veis, si las acelgas son sosas es porque no las preparamos bien.

Además, es una de las verduras con más propiedades:

  • Son ricas en vitamina C por lo que son antioxidantes y nos ayudan a absorber el hierro.
  • Tienen mucho hierro (aportan hasta el 50% de las necesidades diarias)
  • Son ricas en vitaminas A y E
  • También tienen muchos minerales como potasio, calcio, magnesio y ácido fólico.
  • Son ricas en fibra y bajas en calorías.

CURIOSIDAD: Las acelgas son un alimento mediterráneo que ya era consumido por griegos, romanos y árabes.

La verdura reina en ensalada

Si eres de la Ribera seguro que la has probado alguna vez, si no, ¿sabes lo fácil de hacer y deliciosa que está la ensalada de cardo? Vamos a explicarte como puedes hacerla.

Normalmente lo que más pereza da de esta verdura es lo costoso que es limpiarla. Sin embardo con un poco de paciencia preparas esta ensalada en un pis pas. Limpia bien los tallos (por los dos lados) para la ensalada es mejor si escoges las centrales que siempre están más tiernas. Una vez limpios, pártelos en trozos de unos 3cm de largo y córtalos en una juliana fina. Es importante que tengas preparado un bol con agua fría y hielos. Como es una verdura que se oxida puedes añadir al agua un chorrito de vinagre o un manojo de perejil fresco. Poco a poco el cardo se irá rizando. Cuando lo tengas, acláralo y sécalo. Ponlo en una ensaladera y aliñalo al gusto. Con un poco de ajo picado, aceite, vinagre, sal y un puñado de granada está deliciosa.

El cardo es un verdura de invierno, que ya se empieza a encontrar en las fruterías. Es un producto típico del recetario mediterráneo y muy habitual en nuestras huertas donde una larga tradición en su cultivo hace que el Cardo de Navarra sea uno de los más apreciados.

CURISIDAD: en Corella es habitual encontrar el cardo rojo, que se cubre con tierra para evitar que le de el sol, lo que le otorga un sabor con unos matices muy especiales.

Receta de otoño con setas

Otoño es sinónimo de setas. Navarra es un auténtico paraíso micológico. Además de los boletus, tan típicos de nuestra tierra podemos encontrar otro tipo de setas como los perretxicos o las ilarrakas. Una especie de seta menos valorada en Navarra, pero muy buscada en otras zonas del norte de España (sobre todo en Cataluña) son los Robellones o Níscalos.

Se trata de una seta muy común en las zonas húmedas de los pinares. Con una carne dura y con gran sabor y aroma. Además de estar deliciosas tienen muchas propiedades, como ser ricas en vitaminas del grupo B y en minerales.

Se pueden comer de muchas maneras, sólo a la plancha o al horno con aceite de oliva virgen extra, ajo y perejil están deliciosas, pero si queréis probar algo distinto os dejamos aquí nuestra recetas de Robellones gratinados a la muselina de Ibéricos del cocinero Juan Carlos Fernández.

 

Añade la granada a tu lista de la compra

La granada es una fruta de temporada que no puede faltar en tu frutero. Es una fruta con una cáscara dura que protege una gran cantidad de pequeños granos rojos. Muchos consideran que tiene propiedades que la convierten en una “bomba antioxidante” ya que está llena de antocianinas, taninos y polifenoles. Por si fuera poco también es rica en vitaminas del grupo C, ácido fólico y minerales como el potasio y el magnesio.

“La granada ha estado unida no sólo a la gastronomía sino también a la cultura mediterránea”

La granada está presente en la dieta mediterránea desde hace más de 5.000 años. Sus árboles se cultivan en nuestro país desde hace miles de años, dicen que fueron los bereberes quienes la trajeron a España, y pasó a ser tan importante que hoy forma parte de su escudo.

Si nos remontamos al antiguio egipto , encontramos imágenes en sus relieves y jeroglíficos. También podemos encontrar escritos en los que Hipócrates recomendaba su consumo para mantener una buena salud. Los musulmanes incluyen el granado (árbol de la granada) entre los árboles del paraíso y para los cristianos es símbolo de fertilidad.

“La granada es una fruta que combina con multitud de alimentos”

Añadir la granada a tu dieta es muy fácil. Puedes comerla sola, en zumo, o acompañada de multitud de alimentos, como yogures o frutos secos. También es ideal para dar un toque dulce a tus ensaladas, verduras, guisos de carne o platos de cus cús.

TRUCO: Limpiar una granada puede desesperar a muchos. Aquí os dejamos un video con una explicación que os puede ayudar:

youtube.com/watch?v=HFaWE32WASY

 

Las manzanas, una fruta no tan aburrida

Estamos en plena temporada de manzanas, una de las frutas más habituales en nuestros fruteros y que muchas veces nos parece aburrida. Pero, ¿Sabes todas las propiedades que tienen las manzanas y lo que pueden hacer por tu salud? Un famoso dicho inglés los deja muy claros: “An apple a day, keeps the doctor away” (se puede traducir como: una manzana al día mantiene alejado al médico).

  • Las manzanas son ricas en fibra y ayudan a mejorar el tránsito intestinal.
  • Ayudan a cuidar la boca, porque fortalecen las mandíbulas y limpian nuestros dientes.
  • Contribuyen a reducir el colesterol y el nivel de azúcar en sangre, por lo que es un gran aliado para tu corazón y sistema circulatorio.
  • Es una fruta muy recomendada en dietas de control de peso debido a que aporta muy pocas calorías, y sin embargo, tiene un gran poder saciante.

Seguro que ahora te parece una fruta menos aburrida, y si quieres puedes ir probando todos los tipos de manzanas de nuestra frutería: Fuji, Royal Gala, Golden, Red Delicius, Pink Lady, Granny Smith…

CURIOSIDAD: la manzana es la fruta que más tiempo se conserva en temperatura ambiente.

mercado versus supermercado

Compra en el Mercado vs. Compra en el Supermercado

Comprar en un Mercado o en un Supermercado no es lo mismo. Todo cambia, desde la experiencia de compra hasta el producto que te llevas a casa. Vamos a analizar qué ventajas tiene realizar tu compra en un Mercado y a desmontar algunos de los inconvenientes que se presentan más habitualmente.

  1. La experiencia.

No tiene nada que ver lo que experimentas al hacer la compra en un mercado frente a un supermercado. En un mercado, la compra es personal, asesorada y entre personas. Normalmente somos fieles a nuestros vendedores y ellos nos conocen a nosotros, saben lo que nos gusta, conocen a nuestra familia… Hacer la compra se convierte en un rato de conversación y de contacto personal mientras que en un supermercado la compra es anónima e impersonal y todos los clientes son iguales.

2. La calidad.

En el Mercado, hay distintos puestos que te permiten hacer una compra completa de alimentos frescos, generalmente de temporada. Al ser productos de temporada tienen más calidad y mejores características organolépticas. Los alimentos van a estar en su punto, más sabrosos y algo que también es muy importante, más baratos.Los productos no están envasados, puedes verlos e incluso, cuando las condiciones sanitarias lo permitían, probar el producto.

3. La sostenibilidad

Cuando compras en el Mercado, contribuyes a mejorar la economía de la zona, ya que la mayoría de los productos frescos son productos de cercanía con lo que contribuyes a mantener el medio ambiente y eres mucho más sostenible. Además, en el Mercado, puedes preguntar y es muy fácil saber de dónde viene cada alimento.

4. Más saludable

En el Mercado no se encuentran tantos alimentos procesados por lo que aumentas la compra de alimentos frescos que son mucho más saludables. Además, en el Supermercado, la mayoría de los productos están envasados, la compra es más a ciegas y es mucho más fácil llenar el carro con cosas que en realidad NO necesitabas.

Entre los principales inconvenientes frente a la compra en el Mercado siempre se habla del tiempo y el horario. El horario de los supermercados siempre es más amplio, y al no tener que ir de puesto en puesto tardas menos en hacer la compra. En nuestro caso, consideramos que el tiempo de hacer la compra depende del horario en el que acudas al Mercado. Además disponemos de herramientas que pueden hacer que no tengas que esperar a recoger tu compra e incluso que realices un único pago con todos los productos. Puedes realizar tu pedido en nuestro formulario en cualquier momento, nos conoces y sabes que te lo vamos a preparar con mimo y si no nos conoces todavía ¿a qué esperas? Sólo tendrás que venir a recogerlo y realizar un único pago. O si prefieres ¡te lo mandamos a casa!

Otra ventaja de comprar en el Mercado es que nos conoces, y, si un producto no ha resultado como esperabas sabes a quién puedes reclamar.

No hay nada tan versátil como una buena legumbre

Las legumbres son uno de los ingredientes más habituales de nuestra cocina. En la mayor parte de nuestras provincias las encontramos en recetas tradicionales como la olla podrida, las fabes con almejas, los garbanzos con bacalao…

Sin embargo, hay multitud de formas de prepararlas. Las legumbres combinan con prácticamente todos los alimentos:

  • Se pueden guisar con multitud de verduras, se pueden preparar potajes con espinacas, acelgas, calabaza, zanahoria, o incluso aguacate en el caso de platos fríos.
  • Con carne, en los tradicionales platos de legumbres con chorizo, costillas, tocino, morcilla…
  • O con pescado y marisco, con productos como el bacalao, las almejas, gambas, berberechos o el salmón ahumado, para recetas de ensaladas.
  • También combinan bien con otros alimentos como el arroz, o la quinoa.

Algunas ideas a la hora de preparar tus platos de legumbres es que pienses en otro tipo de elaboraciones como ensaladas, hummus o en preparar deliciosas hamburguesas vegetales.

Las legumbres son un recurso muy importante para nuestra nutrición, no en vano, la FAO les otorgó su propio día mundial, que se celebra cada año el 10 de febrero. Las razones para consumir este producto son muchas:

Son ricas en proteínas vegetales, hierro, fibra, minerales y vitaminas del grupo B

Y son bajas en grasas, colesterol, sodio y no tienen gluten.

CONSEJO: Las legumbres ¡no engordan! Lo que realmente engorda es lo que las acompaña, es decir, la forma en que las cocinamos.

Encurtidos: más que un aperitivo

¿Sabías que los encurtidos no sólo son un aperitivo? A pesar de que en nuestra cultura gastronómica no haya tanta tradición de consumo de estos alimentos como en otros países del norte y este de europa, también los encontramos como ingredientes en muchas recetas de platos del mediterráneo. Es habitual encontrar encurtidos en muchas salsas, como la famosa salsa tártara, también los encontramos en muchos platos de pasta, como ingredientes en las deliciosas pizzas o acompañando platos de pescado.

Un consejo: añade un toque especial a tus bocadillos con algún encurtido. Hazlo más jugoso y saludable con un poco de pepinillo, cebolleta, tapenade (pasta de aceitunas) o alcaparras.

Calabazas coloridas, en otoño recogidas

El otoño da la bienvenida a la calabaza. Un producto muy versátil, que, además, tiene innumerables propiedades.

La calabaza está compuesta en su mayoría por agua. Además es baja en sodio y rica en potasio y vitaminas A y C. También tiene muchos carotenos, de ahí su color naranja, por lo que es un alimento muy antioxidante y saludable.

La calabaza es tan versátil que se puede comer cruda o cocinada. Se puede comer con piel y de ella se aprovechan hasta las semillas.

La calabaza se puede comer cruda, en ensalada, rallada con un poco de queso fresco, por ejemplo. También combina perfectamente en zumos y gazpachos. Si prefieres un plato caliente, se pueden hacer infinidad de cremas y purés, es el acompañamiento perfecto para potajes, guisos y estofados (por ejemplo, aporta un dulzor muy rico a un guiso de lentejas). Hay quien prepara croquetas, empanadillas… su versatilidad no tiene fin. Las pepitas de la calabaza son muy ricas en omega 3 y con ellas pueden prepararse deliciosas salsas o comerlas tostadas como un rico aperitivo.

También es un ingrediente habitual de nuestros postres tradicionales o incluso de deliciosas mermeladas.

Por si esto fuera poco, esta cucurbitácea, cuenta con la ventaja de que se conserva durante mucho tiempo, así que no te importe que sea muy grande cuando la compres.

¡UN TRUCO! Si su piel es muy gruesa, a veces cuesta mucho pelarla. Para que sea más fácil puedes cortarla en trozos y cocerla un rato. De esta forma la piel se ablandará y será mucho más fácil de pelar.