Todo lo que tienes que saber sobre la lechuga

La lechuga es la reina de las ensaladas. Es uno de los alimentos que no pueden faltar en tu nevera en verano. Pero, ¿Conoces todas sus propiedades? ¿Sabes cuántos tipos hay?

Fueron los romanos quienes descubrieron sus propiedades y quienes la incluyeron en su dieta debido a sus propiedades. La lechuga es fuente de vitaminas y agua, el 92% de su composición es agua, por lo que es el alimento perfecto para mantenerte hidratado en verano. Además, es  rica en fibra y antioxidantes. Ya los romanos descubrieron sus propiedades anestésicas y sedantes. 

Cristóbal Colón fue quien introdujo la lechuga en América, que hoy se ha convertido e el segundo país productor de esta hortaliza, por encima de España que se sitúa en cuarto lugar. 

Hay muchas variedades de lechugas, hacemos un repaso de las más habituales:  

Lechuga Romana. También conocida como española u oreja de burro. Es la lechuga más típica de nuestro país. Se caracteriza por su forma alargada y el color verde de sus hojas. Su nervio central es muy distinguible, es muy crujiente y una de las variedades con mayor valor nutritivo. Podemos encontrarla todo el año, pero su mejor época es el verano. 

Lechuga Iceberg. Es una de las variedades más frecuentes. Se caracterica por su forma redonda y por tener las hojas muy prietas y compactas. Es muy crujiente y su color verde es muy pálido. Su sabor es muy suave y es la más utilizada para bocadillos y guarniciones.or su textura crujiente y su sabor suave y acuoso. Es una variedad ideal para sandwiches y ensaladas crujientes.

Lechuga Trocadero. También se le conoce como lechuga francesa o mantecosa.  Tiene las hojas muy tiernas y un sabor dulce y muy delicado. Es perfecta para preparar ensaladas y su momento óptimo de consumo es en primavera. S

Hoja de Roble. Es una de las más fáciles de identificar por sus hojas onduladas y sus colores morados y verdes. Combina muy bien con otras variedades de lechugas. Su textura es ligera y crujiente y el mejor momento para consumirla es desde finales de primavera hasta final del verano.

Cogollos. Es una variedad parecida a la lechuga romana pero con un tamaño menor. Sus hojas son más rizadas y están más apretadas formando una cabeza parecida a la de las coles.

Lollo Rosso. Como su nombre indica esta variedad procede de Italia. Se caracteriza porque sus hojas son muy rizadas y presentan un color rojizo intenso en los extremos. Su sabor tiene un punto amargo y el mejor momento para consumirla comienza a final de verano. 

Escarola. Aunque tengamos la imagen de la escarola rizada, también puede tener hojas lisas, dependiendo de la variedad de la que se trate. En cualquier caso tiene un sabor con toques amargos que es ideal para cualquier tipo de ensalada. En el interior su color es más claro y su sabor es más suave. El mejor momento para disfrutar de una buena escarola es el invierno.