Temporada de Bonito del Norte

Estamos en plena temporada de pesca de Bonito del Norte, un pescado azul, que se disfruta en su máximo esplendor entre los meses de mayo y septiembre. Es en estos meses de verano cuando más cantidad de grasa presenta y más sabroso está. 

El Bonito del Norte habita en aguas templadas a una profundidad media (nunca a más profundidad de 50m). Es un depredador que se alimenta de peces menores, como anchoas y sardinas, y de pequeños crustáceos y cefalópodos. Con una longitud de unos 75 cm, solo se considera bonito del norte a aquel que pasa los 4kg y se captura en el cantábrico con anzuelo. Esta técnica permite dañar menos al bonito y consigue que la pieza sea de mayor calidad. 

En cuanto a su valor nutricional, es un pescado con un contenido de grasas más elevado al ser un pescado azul. E, pero es una grasa es rica en ácidos grasos de omega 3, que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos, ayuda a hacer la sangre más fluida. También posee un alto contenido en proteínas de alto valor biológico y vitaminas B3, B12, A y D. Y de minerales aporta potasio, fósforo, magnesio, hierro y yodo, bueno para el fortalecimiento de huesos y el funcionamiento del sistema nervioso. 

Su carne firme hace que sea un plato imprescindible en la gastronomía de la costa cantábrica. Es delicioso guisado, como en los clásicos Marmitakos, pero también se puede disfrutar a la brasa, a la plancha o siguiendo otras recetas como el tradicional bonito encebollado.