El Gallo y el Gallo San Pedro

De plena temporada el Gallo y el Gallo San Pedro te esperan en nuestra pescadería.

Ambos son dos pescados planos de temporada, aunque tienen algunas diferencias. 

El San Pedro es un tipo de pescado semigraso de agua salada, que habita en las profundidades de entre 10 y 100 metros del océano atlántico y del mar mediterraneo. De color dorado o gris verdoso, el San Pedro es comprimido y aplanado lateralmente. Se le distingue porque su cabeza es grande y posee una cresta de espinas en esta. A pesar de ser bastante plano tiene un ojo a cada lado del cuerpo, cerca del borde dorsal.

Su temporada de pesca es de Mayo a Agosto. Es un pescado muy valorado por ser muy tierno, de textura suave y muy sabroso. Es una fuente importante de omega 3 que ayuda a disminuir los niveles de colesterol.También cuenta con vitamina A que contribuye al desarrollo de dientes y huesos. Otros minerales que se encuentran en este pescado son el potasio, sodio y calcio, que son necesarios para desarrollar la actividad mental, el metabolismo y la regulación de la presión arterial.

El gallo, por el contrario, es un pescado blanco de agua salada.

A diferencia del San Pedro, el gallo, habita en aguas a más de 400 metros de profundidad en el noroeste atlántico.  Con cuerpo fino y translúcido puede llegar a pesar desde 0,2 kg hasta 1,5 kg, y medir entre 20 y 50 cm. Se alimenta de pequeños crustáceos, cefalópodos y peces de menor tamaño, de los que se oculta levantando una cortina de arena.

El gallo es un alimento con un gran aporte de proteínas de valor biológico y de vitaminas de tipo B, necesarias para la formación de anticuerpos y el correcto funcionamiento de las neuronas. También aporta fósforo, potasio y selenio, que actúa como antioxidante ayudando en el metabolismo de las grasas.

Es un pescado que se puede encontrar fácilmente en el mercado y está delicioso tanto a la plancha, como al horno con patatas.