Las aceitunas, más que un aperitivo.

Las olivas son originarias de Grecia pero enseguida se extendieron por el mediterráneo, tanto es así que se han convertido en el símbolo de la dieta mediterránea. Es muy fácil encontrar aceitunas en recetas tradicionales de nuestro país, así como ingrediente principal de muchos de nuestros aperitivos y entrantes.

Las aceitunas, además, tienen infinidad de propiedades. Tienen:

  • Minerales como fósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio y yodo.
  • Son ricas en fibra, mejoran los procesos digestivos.
  • Son saciantes, ayudan a regular el apetito.
  • Gracias a su contenido en polifenoles y tiamina también ayudan a controlar la ansiedad y mejoran la memoria.
  • También son antioxidantes.

Las aceitunas se suelen conservar en sal muera, y se pueden aliñar o aromatizar con hierbas, ajos, limón… las versiones son infinitas. También se pueden rellenar, una vez deshuesadas, o triturar y comer en un delicioso tapenade.

En España hay multitud de variedad de aceitunas. Las más habituales son: hojiblanca, cacereña, gordal, aloreña, verdial, arbequina, empeltre, mollar, marona…

CURIOSIDAD: la única diferencia entre las aceitunas verdes y negras es su maduración. Las verdes se recogen entre los meses de septiembre y octubre y las negras, una vez maduradas, a partir de noviembre.