Palometa: uno de los pescados más versátiles

Con una forma inconfundible, seguro que la has visto alguna vez en nuestra pescadería. La palometa es un pescado que, debido a su cantidad de grasa, podríamos catalogar entre los pescados azules. Su carne es muy sabrosa y admite multitud de técnicas de cocinado. Puedes comerla a la plancha, frita, guisada o asada. En Andalucía es muy típico comerla también adobada (al estilo del cazón).

En la cocina tienen una gran ventaja y es que combina con muchos alimentos, es habitual hacerlo con ajo y guindilla, tomate, pimientos, cebolla… y también es conocida la receta de palometa a la sidra. También puede encontrarse su versión ahumada, aunque lo más habitual es consumirla fresca.

La palometa tiene muchas propiedades. Ya hemos dicho que es un pescado algo graso, pero también es uno de los que más proteínas aportan a nuestro organismo. Además es rica en vitaminas del grupo B y nos aporta gran cantidad de fósforo y calcio.

Hay varios tipos de palometa, entre los que destacan la común (o palometa negra), la pintada (o pez mantequilla, la plateada o la roja.

CURIOSIDAD: Hay quien llama a la palometa castañeta, zapatero o japuta.