Añade Café a tus platos

Estamos acostumbrados a disfrutar de una buena taza de café y también a encontrarlo en muchas recetas de postres.

El café es uno de los alimentos con aromas más complejos, gracias a esto aporta a tus platos matices de vainilla, avellana, nuez, caramelo, mantequilla y hasta setas y aromas más terrosos tipo patata. Por eso marida especialmente bien con la carne. Una de las recetas más habituales donde lo encontramos es en guisos de ternera, pollo o acompañando como salsa al solomillo de cerdo.

No obstante, es mucho más habitual encontrarlo en postres. Su sabor casa deliciosamente con el del chocolate o la nata, lo que lo convierte en un ingrediente imprescindible para tu tiramisú, mousse, flan, cremas… Aquí os dejamos un enlace a la receta de “Tiramisú de verdad” que nos preparó Juan Carlos Fernández en el Aula de Cocina:

A pesar de su contenido en cafeína, y precisamente gracias a ella, consumido en su justa medida es un producto muy saludable. Entre sus principales propiedades destacan:

  • Acelera el metabolismo
  • Nos mantiene activos. Es estimulante.
  • Es antioxidante

CONSEJO: para mantener bien todos sus aromas es muy importante mantenerlo alejado del aire y de la luz.