Temporada de Mejillones

Hoy hacemos un homenaje a uno de los mariscos más humildes, pero más sabrosos.

Los mejillones son uno de los productos del mar que más propiedades tienen. Son ricos en proteínas, fósforo, omega 3 y ácido fólico, además tienen muchas vitaminas del grupo A y B. Por otro lado, son bajos en grasas e hidratos de carbono, lo que los convierte en un alimento perfecto para cualquier ocasión.

Aunque a veces da pereza limpiarlos, la realidad es que a la hora de cocinarlos son unos de los frutos del mar más fáciles y rápidos de preparar. Normalmente con lavarlos bien y cortar las barbas (mejor cortar que tirar de ellas para no dañarlos) es suficiente. Hay muchas formas de prepararlos, la más sencilla de todas es abrirlos al vapor. En una cazuela con un dedo de agua. Conforme se abran los puedes ir retirando. Se pueden comer así o prepararlos con la salsa o guarnición que más te guste. Desde las tradicionales patatas fritas típicas de los Belgas y Franceses, hasta los guisos a la marinera, con tomate, con un chorrito de limón, vino blanco, cava o cerveza… También pueden saborearse fríos con una salsa mayonesa, escabechados o en una vinagreta. De cualquier manera están deliciosos.