Combate el calor con un polo casero

En verano más que nunca apetecen cosas fresquitas, y para qué negarlo, los helados son los reyes del verano. Una alternativa saludable es preparar helados caseros y mucho mejor si son de fruta.

Aunque la versión que presentamos hoy la hemos elaborado con fresas, se puede sustituir por cualquier fruta para satisfacer todos los gustos y crear una variedad de polos infinita.

INGREDIENTES:

Para 5 polos

  • 200 gr de pulpa de fruta (en nuestro caso fresas licuadas)
  • Almíbar hecho con 100 cc agua y  50 grs. de  azúcar

COMO SE PREPARA:

Lo primero que haremos será el almíbar. Para ello pondremos a hervir el agua con el azúcar, hasta que se disuelva. Reservamos. Mientras tanto licuamos la fruta. En nuestro caso hemos utilizado fresas, las cuales hemos lavado y limpiado previamente. Elijáis la fruta que elijáis, es muy importante no saltarse este paso.

Mezclamos la pulpa con el almíbar y rellenamos los moldes para polos, si no tenemos moldes también podemos utilizar vasos desechables.

Colocamos el palito o una cuchara y llevamos al congelador un mínimo de 3 horas, aunque lo mejor es de un día para otro.

Para que el palito no se mueva mientras el polo se congela, te damos un truco que te vendrá muy bien: colocar un film transparente encima del molde del polo, bien tirante (como si fuésemos a taparlo) y luego pinchar el palito en el polo. Volvemos a tensar el film si hace falta y así llevamos al congelador. El film impedirá que el palito se mueva. 

Y por último… ¡Solo queda disfrutar!

Temporada de bocatas

La llegada de la fase 2 de la desescalada nos invita a pasar más tiempo en la calle, salir a pasear con nuestros familiares y amigos y desarrollar actividades al aire libre que, durante la cuarentena, nos han resultado imposibles. Y qué mejor manera de aprovechar el buen clima que preparar un picnic y disfrutar de una divertida jornada primaveral en el campo. Aunque hoy no acompañe el tiempo, os dejamos unas sugerencias que os pueden venir bien para el fin de semana.

  • De atún y zanahoria: añade al atún y a la zanahoria rallada unas aceitunas cortadas en trocitos. Vierte sobre ello un chorro de mayonesa y extiende la mezcla sobre el pan.

  • De pollo a la plancha: haz la pechuga a la plancha y córtala en tiras; unta el pan con crema de aguacate (aguacate triturado + aceite de oliva) y añade unas rodajas de tomate.

  • De salmón ahumado: dispón el salmón cortado en láminas sobre el pan y rocíalo con unas gotitas de limón.

  • De aguacate y tomate: machaca con un tenedor el aguacate junto con tomate pelado. Añade cebolla finamente picada y rocía con unas gotas de limón. Repartir sobre el pan. A este bocadillo puedes añadirle también huevo picado y anchoa.

  • Vegetal: lava y pica finamente lechuga, cebolla y zanahoria. Añade maíz y mayonesa. Reparte sobre el pan la preparación anterior.

  • Jamón serrano y queso crema: bate el queso con un poco de leche para hacerlo algo más ligero. Echa sobre la mezcla unos taquitos de jamón serrano finamente picados y extiende la preparación sobre el pan.

Puedes acompañar estos bocadillos con platos de embutidos y encurtidos para picar en el centro. Además, no olvides llevar suficiente agua y varias piezas de fruta para el postre.

Por último, recuerda que es importante incluir bolsas en la mochila para recoger todos los residuos y tirarlos a la basura. ¡Teniendo todo esto en cuenta ya estarás listo para disfrutar del día!