Semana de la Salud Digestiva

El 29 de mayo es el Día Mundial de la Salud Digestiva y es que, a veces, olvidamos que el sistema digestivo es uno de los más importantes de nuestro organismo ya que es el encargado de absorber los nutrientes de los alimentos y convertirlos en la energía que utilizarán nuestras células.

En los últimos años, han aumentado los problemas digestivos. Uno de cada cinco españoles sufre alguna enfermedad digestiva como consecuencia de ciertos cambios en el estilo de vida que han llevado a la gente a tirar de comida rápida, a comer más fuera de casa… y esto ha dado lugar al incremento de diabetes, obesidad, colesterol o hipertensión, intolerancias alimentarias y las alergias que hacen que sea esencial cuidar nuestra alimentación y nuestra salud digestiva.

En España, el problema gastrointestinal más diagnosticado es el Síndrome de Intestino Irritable (SII), siendo la causa más frecuente de absentismo laboral después de la gripe. Una dolencia que mejora cuidando la alimentación. Es fundamental mantener una dieta variada con productos frescos, donde la fruta y la verdura suponga aproximadamente el 50% de la ingesta diaria. Estos productos se pueden consumir crudos o con un proceso de cocción donde tenga preferencia el hervido, asado o cocido al vapor frente a otras técnicas como la fritura, ya que las primeras respetan las propiedades de los alimentos a la par de presentar una digestión más adecuada.

Por último, es recomendable intentar mantener un horario fijo y realizar 5 o 6 comidas diarias, es preferible comer con más frecuencia y en menor cantidad en lugar de realizar grandes ingestas en las dos grandes comidas del día.

Convertir estas recomendaciones en una rutina diaria nos permitirá disfrutar de la comida a la vez que ingerimos los nutrientes necesarios para nuestra actividad diaria, manteniendo una ingesta de los mismos, constante y sin picos, y favoreciendo una digestión adecuada evitando la habitual pesadez.