¿Conoces todas las ventajas de planificar tu menú semanal?

  1. El ahorro. Cuando nos referimos al ahorro, nos referimos a un ahorro doble, ya que ahorrarás tiempo y dinero. Evitarás las compras de última hora y el famoso estrés del ¿Qué comemos hoy?.
  2. Comerás más sano. Si planificas tu menú, es más fácil que introduzcas todos los alimentos en tu dieta. Ésta será más variada si tienes en cuenta las raciones semanales de verdura, carne, pescado o fruta que necesitas.
  3. Añadirás alimentos de temporada. Que el menú esté planificado no significa que sea rígido. Puedes planificar si toca comer pescado, carne, verduras, legumbres… e ir modificando cada semana los platos con los productos de temporada.
  4. Reducirás los desperdicios alimentarios. Si sabes qué vas a comer y cuándo, es más fácil calcular lo que necesitas.
  5. Te puedes organizar para venir al Mercado. Puedes organizar tu compra semanal y aprovechar para consumir productos de calidad y cercanía.

    ¿No te parece la mejor opción?