Brócoli: el rey del invierno.

El brócoli es una hortaliza muy nutritiva, rica en fibra, minerales y vitaminas, sobre todo C y A. También aporta fósforo, hierro y potasio. Es recomendable consumir brócoli en invierno porque, además de proteger nuestro sistema digestivo, ayuda al sistema inmunológico debido a la cantidad de vitamina C que nos aporta. Es especialmente recomendable en el caso de las mujeres embarazadas, por su aporte de ácido fólico y en casos de anemia.

Hay infinidad de maneras de preparar esta hortaliza. Puedes prepararlo al vapor, cocido o salteado. Combina perfectamente con otras verduras y es ideal como guarnición para tus platos de carne o pescado. También se pueden preparar deliciosas sopas y cremas, purés, o guisar un delicioso plato de pasta. Permite tantas variedades que ¡no te aburrirás nunca!.