LA FLOR DE LA NAVIDAD

La flor de pascua o poinsettia es un clásico en nuestra decoración navideña, pero ¿sabemos de dónde procede esta tradición? Esta planta es originaria de centroamérica, y ya era muy apreciada por la cultura Azteca. En el S.XVI los misioneros franciscanos que se acercaron a la zona empezaron a utilizarla para decorar los altares, iglesias y belenes en navidad, ya que es la época en la que florece. Sin embargo, fue Roberts Poinsett, embajador de Estados Unidos en México quien en el S.XVIII llevó varios esquejes de esta planta a su tierra donde la popularizó. Esta planta se ha hecho tan famosa en Estados Unidos que tiene su propio día que se celebra cada año el 12 de diciembre.

En nuestra floristería puedes encontrar preciosos ejemplares, sueltos o en los centros de navidad que preparamos cada año. Si quieres que tu planta dure más allá de estas fiestas sólo tienes que seguir estos pequeños consejos: ponla a la luz, en una zona con claridad pero evitando la luz directa. No la expongas a temperaturas muy altas lo ideal es entre 12 y 22 grados y riégala una o dos veces por semana dependiendo de la humedad del ambiente.